Hablar de piojos o pediculosis es algo que la mayoría ven como vergonzoso y prefieren mantenerlo en secreto.  Esto se debe a la falta de información o a los mitos que se han generado en torno al tema.

Aquí te presento los 10 mitos más famosos y la verdadera historia detrás de cada uno.

MITO #1. “Tener piojos es un reflejo de la falta de higiene”
Los piojos de la cabeza requieren de un ambiente limpio para adherir mejor al cabello las liendres e incluso para facilitar su movimiento.  Si dejáramos de lavarnos el cabello, comenzaríamos a acumular grasa y esto le dificultaría a los piojos su reproducción y su movimiento. Pero “ojo”!.. Los piojos no discriminan cabezas por su higiene, así que si estas pensando en dejar de lavarte el cabello para deshacerte de ellos, por favor, no lo hagas! No hay nada más delicioso que un buen baño.

MITO #2.  “-Yo ví como le saltaban los piojos y por eso ahora tengo piojos”
Por su anatomía, los piojos no tienen la capacidad de brincar.  Su naturaleza es trepadora.  De hecho bajo el lente de un microscopio puedes observar unos pequeños ganchos en las puntas de sus patas que le permiten tomarse del cabello y moverse con mucha agilidad.  Es probable que en algún movimiento que hagamos alguno de ellos salga disparado, pero los piojos como tal, no tienen la capacidad ni de volar, ni de saltar.

MITO #3.  “Por andar jugando con el perro, le pegaron los piojos”
Existen una infinidad de tipos de piojos pero, afortunadamente, los piojos que nos afectan, sólo afectan a las personas.  Por lo que la creencia de que por jugar o convivir con una mascota se nos pasaron los piojos es falsa.  Al menos, en el caso de los piojos de la cabeza.

MITO #4.  “Los piojos es un problema que afecta sólo a los niños”
Efectivamente, el problema de pediculosis se da con mayor frecuencia en los niños.  Sin embargo, los piojos no tienen la capacidad de elaborar cuestionarios y seleccionar su próximo “host” en base a la edad.  Su principal objetivo es la supervivencia, por lo que existiendo un ambiente propicio y alimento, ahí encontrará su próximo hogar.  Es mucho más fácil la transmisión entre los niños  por el tipo de actividades que realizan y por cómo se relacionan con los demás niños. Pero.. nadie estamos exentos!

MITO #5. “Los piojos de la cabeza trasmiten enfermedades”
Existen tres tipos de piojos que afectan a las personas, entre ellos están los piojos de la cabeza.  Éstos, a diferencia de los piojos del cuerpo, no trasmiten enfermedades.  Existen registros de casos en que algunas personas reaccionan alergicamente a las picaduras o se han presentado casos en que se genera algún tipo de infección en las pequeñas heridas producidas a consecuencia de rascarse por la comezón que producen los piojos.  Por lo que, fuera de ser molestos y algo incómodo padecer piojos de la cabeza, las probabilidades de que nos causen un daño son realmente mínimas.

MITO #6. “Me contagié de piojos”
Tratar el caso de piojos como una enfermedad no es correcto.  Los piojos no se contagian, se transfieren. La pediculosis se define como una infestación de piojos, por lo tanto, no nos enfermamos de piojos, tampoco requerimos de una medicina para “aliviarnos”.  Simplemente es cuestión de remover piojos y liendres de nuestra cabeza para solucionar el problema, y utilizar las herramientas adecuadas para deshacernos de ellos.

MITO #7. “Debemos cerrar la escuela para fumigar y terminar con los piojos”
Los piojos sólo sobreviven fuera de nuestras cabezas hasta 48 horas.   Ellos necesitan el alimento y la temperatura que nuestro propio cuerpo les proporciona para sobrevivir.  En muchas ocasiones hemos escuchado que han cerrado escuelas para fumigar, en muchos casos hemos comprobado que se han cerrado para evitar que los piojos se sigan pasando de un alumno a otro y que los niños sean atendidos propiamente en su casa para la eliminación.  Los piojos no viven en las escuelas, viven en nuestras cabezas.

MITO #8. “Me esta mordiendo!. . me pica!”
La verdad es que la mordedura del piojo no causa molestia alguna para nosotros.  Lo que genera la comezón es una sustancia que utilizan para evitar que, una vez hecha la herida para alimentarse de nosotros, se coagule y cierre.  Esto hace que la comezón sea uno de los síntomas más comunes de piojos y la mejor señal de que hay un problema.

MITO #9.  “Siento que me caminan!.. “
Estoy segurísima que a estas alturas de la lectura, ya te has rascado la cabeza más de una vez, ¿verdad?  Así es, y es algo de lo más común.  Se llama sugestión.  La mayoría de las personas sentimos comezón con solo escuchar la palabra “piojos” incluso cuando nunca lo hayamos padecido.  Sentir que caminan en nuestras cabezas, es parte de la misma sugestión, estos bichitos son tan pequeños que no alcanzaríamos a sentir sus pasos en nuestra cabeza jamás!

MITO #10. “Es temporada de calor, así que es época de piojos.  ¡Cuidado!”
Los piojos tienen una vida promedio de 30 a 45 días y están presentes durante todo el año, independientemente del clima. No se pueden dar lujos como el de hibernar en época de frío o sólo reproducirse en cierta temporada.  En época de frío deben permanecer más cerca del cráneo por el calor que generamos, mientras que en época de calor se pueden mover más libremente.

¿Cómo ves?  ¿Cuántas historias así has escuchado?  Para poder prevenir y combatir el problema de piojos en casa, es importante conocer el tema y sobre todo, saber qué acciones se necesitan tomar para prevenir o para eliminar.

Visitanos para que revises las opciones naturales que te ofrecemos para que este problema no se convierta en una pesadilla.   ¿Piojos?.. no te preocupes, ya estas en el lugar adecuado .. ByePiojos.com

About these ads